domingo , 6 diciembre 2020

(els) noranta, por Christian Martínez

Artículo aparecido en el llibret 2018 de la foguera Sant Blai de Dalt.

Introducción

Noventa son los años que durante este ejercicio de 2018 cumple la fiesta más hermosa, nuestras Hogueras de San Juan, una efeméride de la que ninguna comisión y ningún festero es ajeno a tener en cuenta y celebrar. Como excusa o motivo de ello, y jugando con la cifra, este año el llibret sigue dedicado a nuestros monumentos, esencia y parte imprescindible de la fiesta, esta vez enclavados en la década de los 90, una época muy interesante de estudio en la cual los artistas veteranos competían junto a sus discípulos, ya que en estos años fueron muchos los que se estrenaron con sus primeros monumentos adultos con resultados muy positivos, además de traer un aire y una estética renovada a la fiesta, evolución de lo que venía siendo la hoguera de estética alicantina de la década anterior.

Año 1990

En este primer año de la década, Alicante conmemora el V Centenario como Ciudad. Decenas de actos inundan el calendario para celebrar tal efeméride. Y las hogueras no son ajenas a ello. Buena parte toma como temática central del monumento tan feliz aniversario.

Se constituyen un total de 70 comisiones adultas, una menos que el año anterior. Se dan de baja las de Puente-Villavieja y Francisco Franco – La Paz. En contrapartida, se crea en pleno pulmón de la zona comercial de la ciudad la comisión de Maisonnave. Son 69 las infantiles que plantan, además de un total de 103 barracas diseminadas por toda la ciudad.

En el mes de mayo, concretamente el 26, sábado, en el Pabellón de Deportes, se realiza la elección a Bellea del Foc. Bajo el espectáculo denominado “Ciudad”, la señorita Nuria Larrosa de la Comisión Santa Isabel, es elegida como máxima representante de las fiestas sanjuaneras. Al día siguiente, durante el espectáculo “El palacio de Cristal”, resultó elegida como Bellea del Foc Infantil la niña Rosana Oliver de la hoguera Hogar Provincial.

En cuanto a los monumentos fogueriles, el más caro plantado con un coste de 4.500.000 es el de Carolinas Altas. En el bando contrario, las comisiones más modestas que aportaron 300.000 ptas. para la construcción de su hoguera fueron las de Mercado Central y Maisonnave.

La Hoguera Oficial la plantó el artista Paco Juan, ganador del año anterior del primer premio especial, con un monumento alegórico a la efeméride tan importante que a principio ha quedado reseñada.

Días previos a la plantà, se inaugura la VI exposición de maquetas de hogueras experimentales, más concretamente el 15 de junio, como viene siendo habitual en los jardines de la Diputación de Alicante. Un total de 36 propuestas son las recibidas para esta edición, cerrándose la misma pasada ya las fiestas, el día 26.

El ninot adulto de la comisión de Hernán Cortés sería el indultado por el voto popular, hecho que se conocería el 17 de junio, al igual que correría la misma suerte el infantil de la misma hoguera, representando el primero a una adivina y el segundo un homenaje a los peregrinos de la Santa Faz.

Los comienzos de acopio de materiales y las primeras piezas se verían en las calles el 18 de junio, fecha mucho más temprana con respecto a años anteriores, por lo que las complicaciones en cuanto al tráfico rodado y los cortes se verían más agravados durante más tiempo. El monumento oficial se dejaría ver el primero de todos, seguido por la especial de Hernán Cortés.

Como nota destacada en prensa, la plantà de la especial del distrito de Carolinas Altas, ya que se derribaría la fachada de un solar para ubicar el monumento entre las calles Pinoso y Doctor Buades, puesto que desde el Ayuntamiento no se quería cortar al tráfico la transitada calle durante los días de fiesta.

Tres fueron las comisiones que plantaron en categoría especial: Carolinas Altas, Florida Portazgo y Hernán Cortés.La primera, con un coste de 4.500.000 pesetas y como constructor Santiago Leal, intentó revalidar su primer premio del año anterior. Con un proyecto dedicado al mencionado V Centenario de la ciudad de Alicante plantó un monumento muy escaso en medios y diferente al boceto original. También quedaría deslucido por la plantà del mismo este año en un descampado, por los motivos anteriormente expuestos.

La hoguera de Florida Portazgo, en conmemoración a su aniversario, contrató de nuevo al maestro Pascual Domínguez, que con un presupuesto de 3.500.000 pesetas realizó una obra con un bajo nivel de riesgo y originalidad, todo compensado por un buen volumen y colorido, pero sin llegar a ser una de sus mejores obras en la comisión.

Por su parte, Hernán Cortés, al no poder contar de nuevo con Pedro Soriano tras su magnífica obra del año anterior, contrata a Viguer y Manolo Algarra para que construya un monumento valorado en 3.300.000 pesetas de inspiración “Sorianista”. Fue otra hoguera que no consiguió plasmar fielmente su boceto, pues el resultado de esta comisión y al igual que el de las anteriores no gustó al jurado, quedando por primera vez en la historia el premio especial desierto.

En consecuencia, la comisión de Ciudad de Asís, ganadora del primer premio de primera categoría sería declarada como mejor hoguera de la ciudad. Ante tal circunstancia, desde el Ayuntamiento se toman medidas, y para compensar el esfuerzo hecho por las tres comisiones que plantaron en categoría especial, se saca una partida de 1.500.000 de pesetas para repartir equitativamente entre éstas. Un abrumado Pedro Espadero, artista constructor del monumento de Ciudad de Asís, declara en prensa que no se siente preparado para plantar, ya al siguiente año, la Hoguera Oficial.

En el resto de categorías, la comisión de Benalua triunfaría en la segunda con un monumento de Francisco Carrasco, Diputació-Renfe en tercera con el artista Ricardo Granja, Santa Isabel haría lo propio en cuarta con sus artistas Algarra y Viguer y en quinta Obra Social del Hogar se llevaría la gloria con la obra del artista valenciano Francisco Ribes.

Ya en el capítulo de incidencias, cabe destacar la caída de la portalada de la barraca “Tot es fum” provocando cuatro heridos. También el monumento de Los Ángeles, poco antes de la cremà, se partía en dos desplomándose sin causar malos mayores.

Con las hogueras ya quemadas, se da a conocer la nota discordante del ejercicio, la baja calidad de los monumentos plantados. Tal circunstancia sería motivo de debate, y por ello Ayuntamiento y Comisión Gestora organizaron unas jornadas para estudiar la “Crisis”.

En tales debates, se estudian las posibilidades de que las comisiones gasten la mayor parte de sus ingresos en diferentes actividades, dejando menos parte presupuestaria para el eje central de la fiesta; el monumento. Por todo ello, los artistas piensan que puede peligrar la continuidad de su gremio.

Por otra parte, un total de 36 maquetas se presentaron al concurso de Hogueras Experimentales, triunfando en esta edición Miguel Ángel Guillén con su obra “Jocs visuals, Foc per a els ulls” en su VI certamen.

Año 1991

Recién estrenado el año, Ramón Marco recibe la propuesta del Alcalde de confeccionar la Hoguera Oficial, que aceptaría muy gustosamente, realizándola en pocos meses. Un total de 73 comisiones se dieron de alta. Este año estaría ausente Barrio José Antonio, aunque en la zona más alejada de la ciudad nacería la hoguera de Villafranqueza.

Al lado del ayuntamiento también estaría presente como novedad del ejercicio la comisión de Plaza de Santa María, y ya en la playa de San Juan vería la luz el distrito de Avenida Costablanca – Entreplayas. Mención también para Carmen – San Agustín – Santa Cruz, que reaparecería en la fiesta plantando un monumento en 1ª Categoría, cuyo artífice sería Enrique Burriel.72 serían las comisiones infantiles constituidas, además de 102 barracas.

El 18 de Mayo, en el pabellón de deportes se realizaría la elección de la Bellea del Foc, resultando elegida Mari Trini Amorós de la comisión de Plaza de Ruperto Chapí. Al día siguiente, en el mismo marco, el azar quiso que una niña negra, Vanesa Contén, de Juan XXIII 1er Sector, resultara elegida como máxima representante infantil de la fiesta.

El Palacio Gravina acogería la exposición del ninot, y según notas de prensa, la calidad y cantidad de los presentados superaría con creces la edición del año 90, y tras su clausura el día 18 de junio, resultarían indultados los dos ninots presentados por la comisión de Carolinas Altas, adulto e infantil.

El mismo día de la clausura anteriormente referida, tendría lugar la inauguración, nuevamente en los jardines de la Diputación Provincial, de la exposición de maquetas de hogueras experimentales, en la cual participarían un total de 33 maquetas para optar a ser la que se plantara en el ejercicio del 92.

En cuanto a los monumentos que llenaron las calles y plazas en junio, los más caros, con 5.000.000 ptas, fueron los de las comisiones de Carolinas Altas y Hernán Cortés. Los más baratos, con 500.000 ptas cada uno, los de Monjas – Santa Faz, Juan XXIII 1er Sector, Calle San Vicente, Plaza de Gabriel Miró, Plaza de Pío XII, Plaza del Mediterráneo y Garbinet.

Ya en los días de plantà, aparte del gran colapso de tráfico que se generó en esta edición, también algo “normal” por estas fechas, los comisionados de Villafranqueza tuvieron que plantar su primer monumento en un emplazamiento distinto al que en un principio tenían previsto (junto a la iglesia del barrio, que es donde lo harían en años sucesivos), debido a las amenazas de un grupo de vecinos, que incluso manifestaron que si se producía finalmente destrozarían la hoguera. En contrapartida, recibieron el primer premio de la categoría en la cual concursaban.

Tres serían también las comisiones que plantaron en especial este año, aunque con la baja de Florida Portazgo y el retorno de “La Invencible”, Ciudad de Asís.Para confeccionar su monumento, esta contaría de nuevo con Pedro Espadero para revalidar su triunfo anterior. Con un coste de 4.000.000 pesetas, el más ajustado de la categoría, el artista plantó una monumental obra, gigante en dimensiones y con una estructura toda curva, lo que hacía que al soplar fuerte viento ésta tuviera movimiento. De la pintura se encargó Javier Mayor, el cual plasmó su particular sello en toda la hoguera. Con todo ello, la comisión dejaría a la cola los otros dos monumentos más caros.

El segundo premio fue para Carolinas Altas, cuyo brazo ejecutor sería Javier Capella, que además debutaba en la sección. 5.000.000 millones de pesetas plantados en la calle Pinoso, una obra llena de desorbitada imaginación y energía que le sirvieron para seguir contratado durante varios años más. El tercer y último puesto se lo llevó la comisión de Hernán Cortés, no sin polémica, que fichó este año a Pascual Domínguez. Un gran paraíso hecho foguera, con la manzana del jardín del Edén, Adán y Eva, y como no, la serpiente de las tentaciones. Al jurado no le gustó mucho el monumento, y en todas las votaciones que se realizaron quedaba siempre como la menos valorada de la sección especial, aunque según el artista, desde el Ayuntamiento no veían con buenos ojos un monumento al que calificaron de tener excesivamente un regusto fallero, grandes ninots en toda la obra sin rastro del estilo imperante de la década anterior.

En el resto de categorías, las triunfadoras fueron las comisiones de La Florida en primera, con un estilizado monumento de Fructuoso, en segunda Bola de Oro de Javier Capella, Sèneca-Autobusos en tercera con el artista Vicente Almela, cuarta Benito Pérez Galdós obra de los hermanos Colomina y el quinta, como ya se ha mencionado, la nueva comisión de Villafranqueza que fue confeccionada por Granja.

En este ejercicio también cabe destacar las Bodas de Oro de la Ofrenda de Flores a la patrona de la Ciudad. Cincuenta años ininterrumpidos, que para tal ocasión se dispuso un catafalco para confeccionar el manto floral en la propia Plaza del Ayuntamiento.

Como nota discordante, este año no se realizaría la tradicional palmera desde el Castillo de Santa Bárbara, anunciadora de la Nit de la Cremà, aludiendo desde el Ayuntamiento problemas en la cima del castillo.

También este año, la calidad de los monumentos sería baja, aunque, eso sí, superior a la de la edición anterior. Es, ante tal circunstancia, cuando los artistas piden que se cree la ciudad del Cartón para que se abaraten los costes y se mejore así el monumento. El artista más premiado en este año Juan Capella, veterano artista, con un total de 6 premios.

Con las hogueras ya pasadas, y las cenizas aún calientes, surge de nuevo la noticia de la necesidad de crear la “ciudad del cartón” para elevar la calidad de los monumentos, manteniendo los artistas las quejas por falta de medios y grandes gastos que luego se ven reflejados en la calle.

Y para concluir, de las 33 obras que se presentaron al concurso de maquetas experimentales y tras el cierre de la exposición el 28 de junio, resultaron ganadoras Beatriz Candela y Mª Carmen Naranjo con su propuesta titulada “Ma-má no pue-do con e-llas”.

Año 1992

Año importante para España, pues se celebraron los Juegos Olímpicos en Barcelona y la Exposición Universal en Sevilla. Importante la Expo para Alicante también, pues tuvo la oportunidad de tener un día dedicado a la ciudad y sus fiestas de hogueras. Para tal acontecimiento, se desplazaron las autoridades mayores, Ayuntamiento y Gestora, con todas las bellezas de distrito. El artista Paco Juan plantó una hoguera a orillas del Guadalquivir. Todos los visitantes disfrutaron del monumento típico de nuestras tierras y su posterior cremà.

La elección de la Bellea del Foc, el día 22 de mayo, dio como resultado que la señorita representante de Florida – Sur, Alicia Crevillén, resultara elegida como máxima representante. Al día siguiente, el azar designó como Bellea del Foc Infantil a Soledad Góngora, de la comisión de Villafranqueza.

El 18 de junio se inauguraría de nuevo la exposición de maquetas de hogueras experimentales en la Diputación, edición en la que se presentarían un total de 29 propuestas.

Inmersos casi ya en los días grandes, el 20 del mes en cuestión tendría lugar la inauguración de una plaza dedicada a Tomás Valcárcel en el barrio de Santo Domingo, acto al que acudirían unas 40 Belleas del Foc de años anteriores, cuyo cargo en la fiesta cumpliría sesenta años en este 1992.

El Palacio Gravina de nuevo sería el marco elegido para la exposición del ninot, resultando indultado por el voto popular las escenas presentadas por Florida Portazgo en adulto y Foguerer Carolinas en infantil.

Un total de 74 comisiones adultas plantaron monumento en junio, número casi igual que las infantiles. Las comisiones de San Antón Alto y Puente Villavieja vuelven a la fiesta la primera después de cuatro años y la segunda después de tres. También se funda cerca del barrio de San Blas la comisión de Polígono de Santo Domingo, en un enclave de nueva construcción.

Como nota negativa, el incidente que se produjo en los primeros días de junio: un incendio en el taller del artista Francisco Carrasco dio buena cuenta del monumento que estaba realizando para Benalúa. Casi la totalidad de la hoguera se quemó, pero el Gremio de Artistas Falleros de Valencia y Burriana y los artistas Pedro Soriano y Paco Juan, ayudaron todo lo posible para que la comisión consiguiera plantar su monumento. Para alegría de todas las partes, obtuvo un quinto premio en su categoría.

En cuanto al tema monetario, con 5.500.000 de pesetas, Carolinas Altas plantaría el monumento más costoso, y Monjas – Santa Faz el más barato con 390.000 ptas. Las mismas comisiones del ejercicio anterior volvieron a plantar en la máxima categoría, si bien la de Hernán Cortés fue la única que cambió de artista. Carolinas Altas volvería a confiar su monumento a Javier Capella, el cual plantó con un coste de 5.500.000 pesetas (el más caro de la edición) una obra que no consiguió gustar del todo al jurado calificador. Con un volumen más reducido y poco riesgo en el remate (a diferencia de las contrincantes), únicamente pudo conseguir quedarse en la cola de la categoría de oro.

El segundo puesto iría al barrio de Ciudad de Asís. Con un monumento de 24 metros de altura, más de 60 ninots repartidos por toda la base, un coste de 5.000.000 pesetas, un arriesgado remate desplazado del centro de la gravedad y una cascada de agua que partía desde la mitad de la estructura hacia la base, Pedro Espadero recibió una buena lección de su maestro Pedro Soriano, quien en la comisión de Hernán Cortés ejecutó un monumento magistral. Con un presupuesto de 5.000.000 pesetas y construido en pocos meses, consiguió convencer al jurado calificador de la categoría. La obra, barroca en su base y centro, estaba rematada por una estrella de llamativos colores, pero que sufrió desperfectos días después de la plantà, si bien el artista con ayuda de una grúa pudo recomponerla antes de la Nit de Sant Joan.

Las triunfadoras en el resto de categorías se repartieron los premios de la siguiente manera: en primera Port d´Alacant con Paco Juan y su obra sobre la plataforma flotante vencerían en una reñida competición, Carolinas Bajas en segunda categoría y su nuevo artista Pachi saborearían la gloria, Doctor Bergez Carolinas y el debutante en monumentos adultos Javier Gómez Morollón arrasarían en los premios, en cuarta Plaza de la Viña y Vicente Torres obtendrían triunfo  y en quinta Plaza de Santa María y Paco Juan serían los galardonados.

Y ya inmersos en los días plenamente festivos, la nota discordante sería la intensa lluvia caída durante las fechas importantes, alterando el programa de actos de manera significativa.  En las calles quedaría constancia de la calidad de los monumentos, aunque hubo sobresaltos en el barrio de Tómbola, ya que el remate de la obra de Juan Capella cedería aunque posteriormente sería restaurado para poder optar a premio.

Destaca la polémica desatada por el jurado calificador de la segunda categoría de hogueras infantiles, ya que éste decidió declarar desiertos los premios de dicha sección.

16 comisiones infantiles se manifestaron por ello en la plaza del ayuntamiento, consiguiendo un acuerdo en el que se expresaba, para años sucesivos, no volver a repetirse tal situación.

Las mascletás de este año se celebraron en el paseo de Campoamor, quedando, según criterio popular, muy deslucidas. Al término de las fiestas, la Comisión Gestora reclama la vuelta a su habitual lugar; la Plaza de Los Luceros.

Con la clausura después de la cremà de los monumentos de la exposición de maquetas experimentales, el jurado calificador dejó por vez primera desierto el premio, pero sí otorgando el segundo a la propuesta “Alacant es pla”, obra que se ejecutaría al siguiente año.

Año 1993

Mediante un concurso, en la presente edición se designó una mascota representativa de nuestras fiestas. Los alicantinos Juan José de Paz y Miguel Sánchez, con su mascota “Foguet”, un zaragüell envuelto en llamas, ganaron dicho concurso.

Las representantes del fuego fueron designadas en mayo, como ya es típico. Sonia Molina, de Dr. Bergez – Carolinas, como Bellea del Foc y Esther Rico Quirós, de Colonia Requena como Bellea del Foc Infantil.

Los monumentos de esta edición se valoran en 160 millones de ptas. 78 Comisiones Adultas, 75 Infantiles y 94 Portaladas de Barraca inundan la ciudad. La Comisión de Barrio Obrero vuelve a la fiesta después de 63 años, con un monumento de Segunda Categoría confeccionado por la propia comisión. También nace Puerto – Babel, enclavada en una zona próxima a San Gabriel.

Los monumentos más costosos de la edición serían los de Polígono de San Blas y Carolinas Altas, mientras en la otra parte de la tabla, las comisiones de José María Py y Juan XXIII 1er Sector dedicarían a sus monumentos únicamente 500.000 ptas.

Pero antes de la tradicional plantà, se salvarían de las llamas mediante votación popular los ninots de Santa Isabel de Pedro Soriano en adulto y Avenida de Costablanca en infantil, mientras 28 serían las propuestas experimentales en forma de maquetas de hogueras las presentadas al concurso organizado por la Diputación.

Otra vez tres fueron las comisiones que plantaron en categoría especial. Llamativo el caso de Polígono de San Blas, ya que estuvo ausente en el ejercicio anterior, y en la presente edición, y como conmemoración de su décimo aniversario, decidió plantar en lo más alto. Para ello contaron con Paco Juan, el cual desde 1989 no había estado presente en estos niveles. Con un presupuesto de 6.000.000 pesetas, el más elevado, y una hoguera con su impronta personal característica, conseguiría alcanzar el tan ansiado primer premio.

Ciudad de Asís continuaría con el artista Pedro Espadero, quien en los últimos años les había regalado un sinfín de alegrías. Contaría con 5.000.000 pesetas, y plantaría un monumento no exento de riesgo, ya que el remate, en forma de pavo real, medía 18 metros de diámetro, y sufriría desperfectos durante el proceso de la plantà. Aunque esos daños eran notables, tuvo como recompensa un meritorio segundo puesto.

Como en años anteriores, el binomio Carolinas Altas y Javier Capella se pudo disfrutar en la calle Pinoso. El monumento valorado en 5.500.000 pesetas, cuyo cuerpo central y base estaban huecos para permitir el paso del público, se vino abajo en su totalidad el día antes de la Cremà a causa del fuerte viento, no sin antes conseguir el tercer premio.

En el resto de las categorías, los primeros premios se repartieron de la siguiente forma: en primera categoría ganó Florida Portazgo con una hoguera de Pascual Domínguez, en segunda Séneca Autobusos con monumento firmado por Waldo, en tercera Doctor Bergez y Javier Capella, en cuarta Juan XXIII 2 Sector y en quinta Plaza Lo Morant.

Ya en fiestas, las mascletás vuelven a realizarse en su habitual ubicación, la plaza de Los Luceros.

Mientras Polígono de San Blas se alzaba con el 1er Premio Especial, la Plaza del Ayuntamiento mostraba la imagen de su monumento aún sin plantar. El artista Pedro Soriano no cumple con los plazos previstos, dejando así una vía libre por parte del Ayuntamiento a una sanción, aunque el alcalde, ya con la hoguera en su sitio, declara en prensa que se jugó la vida durante la plantà y propone no multarle por tal heroicidad.

Casi con la cremà encima, concretamente el día 23, dos hogueras se desploman. El monumento de Carolinas Altas cedía a causa del viento, quedando en su totalidad diseminado por el asfalto, ya que los daños sufridos resultaron irreparables por completo. También Obra Social del Hogar se desplomaba, siendo su artista el mismo que en el anterior caso.

Ya en el último día se produjeron circunstancias que caben la pena reseñar. La primera; la Plaza del Ayuntamiento de Alicante quedaría cerrada al tráfico a las 10 de la noche, y los espectadores de la cremà podrían verla pero desde una perspectiva distinta a la de años anteriores; ya no se podría acceder a la propia plaza por motivos de seguridad, dado el volumen y riesgo de la obra plantada por Soriano. Ya las 12 de la noche, este año sí, la palmera desde el Castillo de Santa Bárbara, pero no en su habitual ubicación, sino desde su parte trasera, sería la que diera el pistoletazo de salida al momento cúspide de la fiesta.

Unas 5000 personas se abarrotaron en el descampado donde estaba plantado el mejor monumento del ejercicio, el de Polígono de San Blas, aunque eso sí, pasadas las dos y media el monumento comenzaría a arder. Con retraso recibieron a los bomberos la comisión de Benalúa. La hoguera era pasto de las llamas pasadas las cinco de la mañana.

25 fueron las propuestas que se presentaron al concurso de maquetas experimentales (una de las participaciones más bajas hasta la fecha). La obra “Naturaleza en Construcción”, de Carmen Chocano y Javier Seco sería la ganadora y elegida para plantarse en el ejercicio de 1994.

Año 1994

En la presente edición, se plantan un total de 74 monumentos, correspondientes a sus respectivas comisiones de hoguera, aunque cabe subrayar la ausencia de la comisión de Tercera Edad – Pío XII que no logra plantar debido a problemas internos. Las hogueras y portadas de barracas cuestan más de 150 millones de pesetas, aunque según datos de la comisión gestora, en dicha cantidad se omiten los presupuestos de varias hogueras.

Pero antes de entrar en materia, nuestras representantes de la fiesta fueron elegidas en el centro de Alta Tecnificación, y el 21 de mayo se realiza el festival de Elección de Bellea del Foc adulta, resultando elegida Verónica Pastor, de la comisión Florida – Portazgo. Al día siguiente, el azar designa a Raquel Valls de la hoguera Hogar Provincial como Bellea del Foc Infantil.

Según los datos de la Comisión Gestora, las hogueras más caras del año son las tres de Categoría Especial; Hernán Cortés, Carolinas Altas y Polígono de San Blas. En el lado opuesto, la que menos inversión hizo fue la comisión de Garbinet, con un presupuesto de 500.000 ptas.

Ya con el Pregón pronunciado desde los balcones del ayuntamiento y la ciudad completamente colapsada por los cortes de tráfico, los monumentos engalanan las calles. Siendo la tónica habitual de la década, el mismo número de comisiones concursaron en la categoría especial.

En la presente edición, volvería Hernán Cortés a plantar a estos niveles, pero esta vez con el artista Pedro Espadero, quien con un presupuesto de 6.000.000 pesetas creó un monumento muy arriesgado, como ya era habitual en él. Superando el terrible mazazo que supuso un incendio en su taller, que devoraría gran parte de esta hoguera, la alegría se desbordó cuando artista y comisión recibieron el primer premio. Sería, además, una edición muy accidentada en el resto de especiales.

En Polígono de San Blas contrataron a Pedro Soriano, quien contó con un presupuesto de 6.000.000 pesetas, volviendo a demostrar su manera de trabajar, con su particular sello y riesgo. Emulando una gran catedral donde se representaba la fiesta, con únicamente tres puntos de apoyo en su base, la cruz del remate que simbolizaba al foguerer quemado se vino abajo cuando el jurado se encontraba calificando la hoguera, quedando fuera de obtener premio alguno.

Igual suerte corrió Carolinas Altas y Javier Capella. Este año el esfuerzo y el riesgo no se verían recompensados. Con el mismo presupuesto que las anteriores y una obra de las más arriesgadas que ha plantado el artista en esta demarcación, las ilusiones se diluyeron cuando la totalidad del monumento cayó también cuando el jurado lo estaba calificando. Igualmente quedaría descalificada, quedando desiertos los premios segundo y tercero.

Según titulares de prensa, Soriano y Capella (los artistas) fallaron. Los remates de las dos hogueras se vinieron abajo mientras el jurado las calificaba, justo en las horas centrales del día después de la plantà, aunque por suerte no se vio afectada ninguna persona durante estos derrumbes. Por suerte, pudieron ser recompuestas parcialmente, aunque como se ha especificado anteriormente, no optaron a premio alguno.

Ante tal situación, el ayuntamiento estudiará durante ese año como garantizar la seguridad y la inversión de las comisiones. Por su parte, los artistas reclaman una asamblea para debatir las caídas de este año. También el monumento de Santa Isabel sufrió incidentes. Comisionados de la Hoguera avisaron al cuerpo de bomberos, ya que tenían el temor de que el monumento se viniera abajo debido al viento. Dicho cuerpo no pudo hacer nada hasta la presencia del artista, pues no sabían que estructura presentaba la obra como para poder actuar.

En la crítica de los monumentos, destaca sobre todo las hechas hacia el alcalde, la Policía Local y la Comisión Gestora. Quedaron descalificadas, por no plantar a tiempo, tres obras infantiles de Pedro Soriano.

En el resto de categorías, los premios se repartieron de la siguiente forma: en primera categoría Séneca Autobusos de Waldo, segunda Carolinas Bajas de Pachi, tercera categoría Plaza de Galicia de Algarra y quinta categoría San Nicolás de Bari de Parra.

Y ya en la cremà, en la Comisión de Carolinas Altas salió el sol. La hoguera ardía pasadas las seis de la mañana. Según indicaron los bomberos, cuando se dirigieron a controlar la cremà hacia la media noche, la comisión no había dispuesto una serie de medidas para que el fuego no afectara a los edificios colindantes. También hubo incidentes en las plazas de la Montañeta y Calvo Sotelo, debido a la aglomeración de público.

Un total de 29 maquetas concursaron en la X edición de Hogueras Experimentales. Dos estudiantes valencianos se alzaron con el premio, con una obra cuyo lema era “Entre el Cielo y la Tierra”.

Año 1995

Un hito histórico en las fiestas, ya que son siete son las hogueras que participarán en Categoría Especial, titular que marcaría los inicios del ejercicio. Un total de 80 comisiones mayores y 81 infantiles poblarán cada rincón de la ciudad de Alicante. Las comisiones de Mercado Babel y Escritor Dámaso Alonso surgen como la novedad del año, y se reincorporan después de años ausentes las de Plaza del Mediterráneo y Puente Villavieja.

Pero en Mayo se realiza la elección de la Bellea del Foc. Mar Argilés de La Goteta es la elegida, y su compañera Elena Bonastre de Passeig de Gómiz como la representante de todos los niños.

Días antes de la semana grande, se dan a conocer las obras que se plantarán en las calles. Como monumentos más caros los de Carolinas Altas y Foguerer–Carolinas, cada uno con un presupuesto de 8.000.000 de pesetas. El más barato de la edición es el de Villafranqueza, con 450.000 pesetas invertidas.

Calificado por el propio artista como un record en la fiesta, Espadero levantaría en la Plaza del Ayuntamiento el monumento oficial, el más barato si se compara con las especiales, con la particularidad de que en su estructura central se encontrarían 100 ninots, surgidos desde la base hacia el remate, en forma de explosión de palmera. Así, quería dar sentido a la obra “Almas de fuego”, que no tendría ninots de base, pero sí varios elementos junto al cuerpo central. Junto a este artista, el maestro encargado del monumento infantil, Pascual Domínguez, criticarían duramente a los presidentes de hogueras y al propio Ayuntamiento durante la presentación de las maquetas, que se produjo el 15 de junio, por los retrasos en cuanto a la contratación formal de las obras y los plazos de los pagos de las mismas.

Los ninots expuestos para el indulto popular, que este año tendrían como marco la antigua Lonja del Pescado, crecieron en número y calidad. Tras la clausura de la misma, el resultado dio como vencedores a los grupos presentados por las hogueras de San Fernando en modalidad adulta y Carolinas Altas en infantil. Desde la clausura de la exposición, a las 20horas, hasta pasadas las tres de la madrugada, un grupo de 18 personas estaría contando papeletas, ya que éstas alcanzarían las 15.000.

Y ya durante la plantà, que este año se iniciaría el 17 de junio con el acopio de materiales, los incidentes se suceden. Primeramente, las condiciones climatológicas fueron muy adversas en la noche del 20 de junio, retrasando, aunque no impidiendo la colocación de racós, barracas y hogueras. Un automovilista choca con el monumento infantil de Carolinas Altas cuando se encontraba realizando una maniobra. Finalmente, los desperfectos pudieron ser recompuestos.

En el centro de la ciudad, la Hoguera Experimental no encontraba ubicación para su plantà. La Autoridad portuaria deniega que se haga en sus instalaciones, aludiendo a problemas de tráfico. Finalmente, consigue plantarse enfrente de la Jefatura de Sanidad, junto a la plaza de España.

La lluvia caída durante la noche de la planta no impidió que los monumentos lucieran todo su esplendor. En Plaza del Mediterráneo se quedaban a medias con su monumento, ya que el artista lo dejó sin plantar.

Un total de siete comisiones hicieron un sobreesfuerzo económico para plantar en categoría especial, como ya se ha mencionado al comienzo. Junto a las del año anterior, se unieron Foguerer-Carolinas, La Goteta, Port D´Alacant y San Fernando.

Con el mayor presupuesto, que sería de 8.000.000 pesetas se presentaron dos. La primera de ellas, Carolinas Altas rescata de nuevo a Paco Juan, con quien alcanzarían por fin el tan ansiado primer premio. El monumento representaba todos los agujeros de la vida, y convenció al jurado para declararla como la mejor de la edición, aunque por desgracia el remate se vendría abajo el día de la Cremà.

La segunda más costosa, con un polémico monumento que a punto estuvo de no entrar a concurso por temas políticos, fue Foguerer-Carolinas, quien contaría con Javier Capella para confeccionar la obra que tuvo que conformarse con el quinto premio.

Las siguientes en presupuesto, con un importe declarado de 6.500.000 pesetas, fueron las comisiones de Hernán Cortés y Polígono de San Blas. La primera de ellas hizo que debutara en la sección Javier Gómez Morollón, artista muy premiado en monumentos infantiles y con una gran creatividad para confeccionar las propuestas adultas, pondría en marcha un gran proyecto que se vino abajo durante la plantà. Lo que podría haber sido un coloso de 27 metros de altura se tuvo que conformar con quedarse, simplemente, a medias y sin premio.

Polígono de San Blas confía de nuevo en Pedro Soriano, aunque al igual que en el ejercicio anterior, las ilusiones se truncaron cuando el remate del monumento se estrella contra el suelo. También quedó descalificada, aunque se pudieron recomponer las piezas dañadas.

Las tres restantes estarían valoradas en los 6.000.000 millones de pesetas. Port D´Alacant ficha a “Waldo”, donde comisión y artista debutan en la categoría. Emulando un flamante barco sobre las aguas del Mediterráneo obtiene el segundo puesto. San Fernando, con motivo de su aniversario, decide lanzarse hacia lo más alto con Pedro Espadero. Una hoguera con estructura vertical y bases que recorrían buena parte del cruce donde estaba enclavada, bien valieron un tercer premio. También La Goteta conmemoró de la misma forma su aniversario de la mano de José Muñoz Fructuoso. Se estrenaban los dos en estos niveles de competición, aunque únicamente pudieron quedarse en cuarto lugar, no repitiendo en años sucesivos.

Los primeros premios en las categorías restantes fueron para las hogueras de Florida Portazgo en primera categoría, cuyo artista fue Pascual Domínguez, en segunda categoría repite el tándem de Carolinas Bajas y Pachi, en tercera también triunfa el dúo de Plaza Galicia y Manuel Algarra, en cuarta Julio Esplá junto con Mercado Babel se hacen con el galardón y en quinta Plaza de Ruperto Chapí y Paco Roca acaparan triunfo.

Pero la polémica de los días grandes se desató en la cremà del monumento Oficial.  Según titulares de prensa, “La oficial no cayó”.  La estructura central del monumento quedó intacta después de la cremà, mientras que los laterales desaparecieron devorados por el fuego.  Tuvo que ser desmontada y trasladada a un almacén. De aquí surgieron cruces de acusaciones. Según los bomberos, el monumento necesitaba prender justo por la mitad de la estructura, ya que por dentro era toda hueca y estaba muy levantada con respecto al suelo. El artista, Pedro Espadero, alude a esto precisamente, a la mala preparación de la cremà. Según el alcalde y el concejal de fiestas, el único responsable de todo lo sucedido es el artista. Las palabras de la Bellea del Foc fueron más emotivas. Se sentía apenada porque era su hoguera, su hoguera como máxima representante de la fiesta. En prensa estuvo el asunto durante muchos días. Por todo ello, se estudia que el ganador de especial no construya la oficial, sino que se realice un concurso con varios proyectos y se elija el mejor.

En cuanto al concurso de Experimentales, el ganador fue Vicente Molina con su obra “Ave Fénix”, en un certamen en donde se presentaron 32 propuestas.

Días posteriores a la cremà también se daría a conocer la dimisión del Maestro Mayor del Gremio, Ángel Martín, creando una intensa polémica entre los miembros de este, ya que hicieron público y notorio su desunión en cuanto a temas de gran interés común para conseguir beneficios a la hora de contratar y construir monumentos.

Año 1996

Como novedad de la edición, y debido a los desafortunados incidentes sucedidos durante la cremà de la Hoguera Oficial el año anterior, se realiza el primer concurso de proyectos para la construcción del monumento del Ayuntamiento. Este año se desembolsa la cantidad de 9.000.000 de pesetas (tres más que el pasado) y el veterano artista Ramón Marco resulta ser el elegido para tal fin.

En mayo, en el mismo marco que los últimos años, el centro de Alta Tecnificación, tienen lugar los festivales de Elección de la Bellea del Foc y sus damas, al igual que la infantil.

Nuria Terol, representante de Villafranqueza, es designada como la adulta, mientras que la infantil resulta ser agraciada la niña Azucena Martínez, de la Comisión de Carmen – San Agustín – Santa Cruz.

Antes de los días festivos se producen más hechos nuevos en el mundo fogueril.

Por vez primera se limita la altura de las hogueras, siendo 20 metros lo máximo que se puede alcanzar. También se crea una categoría más, la sexta, de este modo contabilizándose un total de siete, para dar cabida a las 82 hogueras que entran a concurso este año. La más cara es la de la Comisión de Carolinas Altas, con 10.000.000 y a la cola se encuentran las comisiones de Oscar Esplá y Escritor Dámaso. Además, se unen a la fiesta los distritos de nueva creación de La Marina y Avenida de Loring –Estación, ambos enclavados en la zona costera de la ciudad.

La exposición del ninot repite marco, la Lonja, y tras la clausura se da a conocer el indulto del voto popular. El ninot adulto de Mercado Central del artista Mayor León, que represente al Maestro Garberí al piano, se salva de las llamas gracias a un total de 1.214 votos. El ninot indultat infantil correspondería al de la comisión de Carolinas Altas, cuyo artista Paco López plasmaría con total finura y delicadeza una escena típica de la ofrenda de flores, alcanzando los 2.201 votos.

Récord en cuanto a barracas de especial; 6 son las que concurren en la categoría. Y un total de cinco comisiones concursarían en la presente edición en la categoría especial. Repetían Carolinas Altas, San Fernando y Port D´Alacant. Se incorporarían a ellas Florida-Portazgo y Mercado Central.

Ésta última, después de recuperarse de un grave déficit que la tuvo alejada de la categoría reina durante muchos años, contrata a Javier Mayor León para la construcción de su monumento, todo él dedicado a las fiestas alicantinas. Una de las mejores obras plantadas por el artista, que conseguiría el Ninot Indultat y el segundo premio.

Florida-Portazgo continúa con Pascual Domínguez, después de triunfar el año anterior en la primera categoría, plantando para este año un monumento dedicado a la caza, en donde se daban cita los aspectos más espinosos de la sociedad y política. Con un coste de 6.000.000 pesetas, y un emplazamiento de plantà distinto al habitual, ya que este año la acercarín al puente rojo, se situarían en un muy meritorio tercer puesto.

Por su parte, Carolinas Altas planta uno de los monumentos más aclamados, recordados e icónicos del distrito. Paco Juan, quien con 10.000.000 de pesetas (el más caro de la edición y también el de toda la historia hasta entonces) dedica su monumento al mundo del cine. Con su personal sello a la hora de confeccionar todas sus obras, adecúa su gran pasión al monumento de cartón-piedra. Con un sinfín de películas adaptadas al mundo alicantino y nacional y un gran riesgo en su remate que representaba a la chica del molino rojo, consigue por segundo año consecutivo el tan ansiado primer premio.

Port D´Alacant en esta edición aleja su monumento de las aguas, plantando a escasos metros de la Lonja del Pescado. Pedro Soriano es el artífice del proyecto valorado en 8.000.000 pesetas, una gran bola de fuego sustentada por tres grandes torres conformaba el mayor volumen de esta obra, con escasos ninots de base que dejaban el monumento algo triste, no lograría de esa manera convencer al jurado, teniendo que conformarse con el cuarto premio.

La última de esta categoría, San Fernando, repitiendo la experiencia del año anterior al competir en los máximos niveles, ficha de nuevo a Espadero. Por desacuerdos entre comisión y artista, y pese a ser un muy buen proyecto, la gran sirena que formaba la mayor parte de la obra no lució como debiera. La diferencia entre maqueta presentada y lo plantado en la calle pareció clara, no quedando de esta manera el resultado final como una hoguera que se recordara en años posteriores. Quedaría a la cola de los premios, no volviendo así a competir en la categoría, y arrastrando además un gran déficit para años posteriores.

En lo referido a los primeros premios de las restantes categorías, Alfonso el Sabio y Waldo ganarían en primera, en segunda La Goteta y Amaya Barquín estrenarían triunfo, en tercera Bola de Oro y Javier Gómez se estrenarían de la mejor manera posible, en cuarta Almela y Diputació-Renfe alcanzarían el oro, en cuarta Campoamor Norte y Capella por fin conseguirían estar en lo más alto y en quinta repetirían de nuevo Paco Roca en Plaza de Ruperto Chapí.

Y ya con los desfiles en marcha y los monumentos en la calle, el fuerte viento que sopló, como ya viene siendo costumbre durante estos días, desplomando la portalada de la barraca “De Sants no tenim Res”. Igual suerte corrió el monumento de Tómbola. La obra del artista Roberto Martínez se vino totalmente abajo, para decepción de comisionados y vecinos.

Una de las novedades que se pudo ver en la calle fue la reproducción de la hoguera ganadora en el año 1928 de Benalúa, instalada frente a la Diputación, en detrimento de la experimental que dejó de reproducirse y plantarse.

Durante los días de hogueras, Carolinas Altas volvía a alzarse con el primer premio de Categoría Especial. También, desde el ayuntamiento, se dio a conocer el emplazamiento del futuro museo de hogueras. Se trataba del antiguo banco Hispano Americano ubicado en la Rambla, el cual sería adquirido por el ayuntamiento para tal fin.

Y como viene siendo habitual durante esta década, el fin del ejercicio se saldó con varios incidentes. Durante la cremà de la hoguera especial de Mercado Central se produjeron 32 heridos de diversa consideración. Mientras el monumento ardía, las pavesas encendidas impactaban sobre el público, produciéndose auténticas avalanchas humanas, destrozando el inmobiliario urbano y resultando afectadas también varias palmeras situadas junto al monumento. Ante tal situación, el gremio de constructores recomendaría para ediciones futuras limitan el uso de poliéster (como el corcho blanco) a la hora de confeccionar los monumentos, cosa que quiso hacer de manera institucional el alcalde de entonces, prohibiendo por decreto su uso.

Año 1997

Para este nuevo ejercicio, con la ciudad patas arriba debido al plan antirriadas que se estaba ejecutando en el centro de Alicante, se cuentan 85 las comisiones constituidas. Se incorporan a la fiesta los distritos de nueva creación de Gran Vía – La Cerámica y Parque de las Avenidas, ambos situados en nuevos lugares de expansión de la ciudad. Además, la comisión de Barrio José Antonio retorna.

Pero antes de entrar en los temas puramente fogueriles acaecidos los días grandes de las fiestas, es importante y destacable explicar quienes fueron nuestras representantes de fuego. La señorita María del Mar Martínez, de Pla – Metal, es la elegida como Bellea del Foc. Por su parte, como la infantil, la niña Nereida Sánchez de Virgen del Remedio – La Paz es la que tiene la suerte de representar a todos los niños festeros de la ciudad.

Como novedad, y después de bastantes décadas desaparecidos, vuelven los ninots de carrer, una tradición muy alicantina que se daba en aquellos comienzos de la fiesta, junto a las primeras “fogueres”.

En cuanto a la hoguera oficial, que se adjudica mediante concurso, vuelve a construirla Pedro Espadero, no sin antes declarar al Ayuntamiento y en prensa que se encargará él mismo de la cremà para que no se vuelva a producir lo acaecido en el año 1995, cuando ésta no ardió.

Una tromba de agua cayó en la ciudad el día 18 de junio, cuando las especiales estaban ya en la calle y las de inferior categoría se disponían a trasladar sus piezas hacia el lugar definitivo de plantà. No se registraron desperfectos ni accidentes, únicamente un ligero retraso a la hora de tener a punto del todo los monumentos.

Los ninots salvados del fuego corresponderían a las hogueras de Benalúa de Paco Vázquez y Florida-Portazgo en infantil, cuyo artista sería Carlos Villanueva.

La tónica de los años anteriores se rompe en esta edición, ya que sólo tres comisiones son las que se presentan para concursar en la categoría especial. Benalúa, que hasta última hora recaudaba dinero para conseguir entrar después de muchos años, logró hacerlo de la mano de Francisco Vázquez. Plantó un monumento inspirado en el Génesis, que retrataba mediante luces de lámparas diferentes aspectos y casos de la vida diaria. Este debut se saldaría con el tercer premio de especial y el Ninot Indultat.

Mercado Central repite de nuevo sección, aunque esta vez contrata a Pedro Soriano. El artista cuenta con 8.000.000 pesetas y dedica su obra a la mujer, que se convierte en el je central de la temática, representada en un gran mosaico en donde la hoguera se desarrolla y se sustenta por tres pequeños puntos de apoyo. Tras una reñida deliberación del jurado, obtiene el segundo galardón.

Carolinas Altas, con Paco Juan repitiendo, planta una hoguera dedicada íntegramente al mundo del teatro, eso sí, toda ella adaptada a los temas de mayor actualidad. Serían 11.000.000 millones de pesetas los invertidos que darían como satisfacción el conseguir nuevamente el triunfo en la categoría reina.

La nota negativa después de los premios fue la noticia de las comisiones que no tuvieron la suerte ni de concursar, las de Bola de Oro y Parque de las Avenidas, ambas del mismo artista, que se retrasó y no pudo dejarlas como debiera a su día y hora correspondiente. Los restantes primeros premios en las diferentes categorías dejaron el resultado siguiente: Polígono de San Blas y José Muñoz Fructuoso se llevarían el triunfo en primera, en segunda Polígono de Babel con Mauricio Gómez Fonseca, en tercera se estrenaría Paco Gisbert en Plaza de Santa María, Plaza de Argel y Manuel Algarra iniciarían carrera meteórica en quinta y en sexta Florida-Plaza de la Viña con Espuig serían los vencedores.

Ya terminando los días grandes, los titulares de los periódicos y la fiesta en general se ven salpicados por una polémica; la de la mala comunicación entre ayuntamiento y Gestora. Un desplante durante una comida de Gala hacia el presidente de todos los festeros y las damas de honor por parte del alcalde, se saldó con una negativa respuesta por parte del máximo representante de la fiesta al no acudir a la cremà de la hoguera oficial en el balcón del ayuntamiento. La Bellea del Foc opina también sobre el asunto y declara en prensa que no se trata de algo que no tenga importancia, pues se vio sin el respaldo de sus damas y presidente durante la mencionada gala. El alcalde achacó el problema al protocolo que se hizo para la ocasión.

Aparte de este incidente, Mercado Central tuvo problemas para prender fuego, y su artista, Pedro Soriano, estuvo en todo momento para controlar la cremà de su monumento, ayudado por botellas de gasolina que fue derramando controladamente. Y con las cenizas de los monumentos recogidas y sin rastro de la basura que presentaba la ciudad, a día 26 aún estaba presente la plataforma de la foguera Port d’Alacant para su monumento amarrada al puerto con los restos quemados. 

Año 1998

En esta edición se conmemora una efeméride muy importante de la Fiesta; su 70 aniversario. Para tal celebración, se organizan decenas de actos, entre los cuales destaca una cena de gala organizada por parte de la Comisión Gestora a la que acudirían todas las bellezas de distrito vestidas con traje de noche. También se saca un sello especial conmemorativo.

Pero en Mayo, en un marco nuevo para las hogueras, como es el de la plaza de toros, tienen lugar los espectáculos de la Elección de Belleas del Foc. José Ángel Guirao lo dispuso así un año antes y su sueño se vio cumplido, aunque con incidentes. Llovida del cielo, Estefanía Ruiz de Hernán Cortés, era elegida nueva Bellea del Foc, dos horas más tarde de lo previsto debido a la intensa lluvia caída. Al día siguiente, la niña Cristina Calderón de la hoguera Garbinet – Parque de las Avenidas era nombrada por sorteo Bellea del Foc Infantil.

Datos significativos en este año. Un total de 89 monumentos se plantaron por toda la ciudad. Se crea en la zona de Babel la comisión de Gran Vía – Sur, y la comisión de Plaza Lo Morant retorna después de tres años. Censados se encuentran unos 3000 Foguerers adultos y 2700 infantiles.

Las hogueras con mayor coste son las de Carolinas Altas y Mercado Central, con 12.000.000 cada una, y las más baratas Rabasa – Polígono Industrial y La Marina, que no pudieron entrar en concurso debido a que no llegaron al límite establecido para ello.

El coste general de los monumentos es de 1600 millones de pesetas, según datos de Gestora, y dentro de este baile de cifras, un récord en hogueras infantiles de Categoría Especial; 8 comisiones infantiles plantarían en la máxima sección.

Ya en los días centrales, la noche del 19 de Junio se ve invadida también por los ninots de carrer. En su segunda edición se plantaron un total de 46 obras.

En cuanto a incidencias durante estos días, el monumento de Pla del Bon Repos se viene totalmente abajo, quedando irreparable y fuera de concurso. También Soriano hace sufrir a los comisionados de Benalúa, ya que concluyó la plantà de su hoguera especial cinco minutos antes del plazo establecido.

Y por primera vez, el Alcalde decide instalar un racó municipal en el parque de canalejas para recibir a los invitados institucionales.

Cuatro fueron las comisiones que se lanzaron en este ejercicio a la categoría especial. La primera de ellas, Port d´Alacant, volvía después de un año de transición a la parte alta de la tabla, de la mano de los Hermanos Gómez Fonseca. Contaron con un presupuesto de 6.000.000 pesetas, con los cuales crearon una hoguera escasa en volumen, pero llena de color, sátira y crítica, quedando en un segundo lugar.

Benalúa repetía, pero esta vez con Pedro Soriano. Con poco más de 5.000.000 pesetas, el maestro hizo un homenaje a los setenta años de historia de la comisión, consiguiendo únicamente el cuarto premio.

Una de las más caras, con 12.000.000 millones de pesetas invertidos, fue la de Carolinas Altas, quien con Paco Juan hicieron por cuarto año consecutivo el feliz desenlace de alzarse con el primer premio. Alejado de su estilo de años anteriores, la grandiosidad de la creación hizo que indiscutiblemente el jurado no tuviera dudas al declararla como la mejor de la ciudad.

La otra cara de la moneda, el caso de Mercado Central, comisión que había invertido también 12.000.000 millones de pesetas, contratando a Javier Capella para la construcción de una obra dedicada al mundo de la fiesta, pero adaptada a la feria, que solo lograría alzarse con el tercer premio.

La noche del 21 de junio arrojaría los siguientes resultados en cuanto a primeros premios se refiere: Foguerer Carolinas junto a Pedro Soriano serían los vencedores en primera categoría, Séneca Autobusos con Emilio Miralles en segunda, Pla Hospital y Jesús Grao en tercera, Alipark y Lázaro Chuecos en cuarta, de nuevo Plaza de Argel y Manuel Algarra en quinta, y en la sexta y última categoría José María Py con el artista Pedro Espadero.

Los días transcurren tranquilos, y ya acercándose el día 24, la hoguera de Rabasa – Polígono Industrial sufre una cremà anticipada. Unos vándalos prendieron fuego al monumento, saquearon el infantil y se cebaron con distintos adornos del racó.

Tampoco se libraría la Hoguera Oficial de la polémica. El intenso humo negro que desprendió mientras ardía, debido a los materiales con los que estaba hecha, avivó el debate de los elementos que se deberían utilizar o no para confeccionar los monumentos.

Carolinas Altas sufrió un retraso de una hora para comenzar el principio de su fin, en Polígono de Babel una persona resultó herida debido a que la trayectoria de un cohete se desvió, impactando sobre el público. Y terminando el capítulo de cremàs accidentadas, se produjo un conato de incendio en un balcón cercano al monumento de San Blas Bajo y en La Cerámica la hoguera ardió antes de lo debido a causa de un petardo lanzado al monumento por parte de una persona del público asistente.

Año 1999

Las del presente año son las últimas de la década y del milenio, por lo que el esfuerzo que llevan a cabo las comisiones es encomiable, ya que el número de hogueras que participan en categorías inferiores desciende hasta las 12 que encontramos en la sexta categoría, número muy bajo con respecto a los años anteriores.

A comienzos del mismo, una triste noticia salpicaría al mundo fogueril. En enero fallece José Ángel Guirao, delegado artístico, fundador de varias hogueras y muy querido dentro de la ciudad de Alicante y el colectivo festero.

Un total de 87 comisiones de hogueras con sus respectivas infantiles, fueron las que plantaron. Grata reaparición la del Puente – Villavieja, que conmemoraba su setenta aniversario, ya que se encontraba inactiva desde el ejercicio 96/97, volviendo por la puerta grande al plantar su monumento adulto en tercera categoría, editando, además, un magnífico llibret que se alzaría con el premio del uso del valenciano y el cuarto en el concurso de llibrets de hogueras.

En cuanto al número de barracas, se produce un retroceso con respecto a los primeros años de la década. Al final serían 79 las que se dejaron ver por toda la ciudad.

La Bellea del Foc elegida para el presente año es Natalia Candela, del distrito de La Goteta. En prensa declararía sentirse muy contenta y orgullosa de ser la última representante del milenio. Al día siguiente en la infantil, el azar hizo que obtuviera el título Raquel Sánchez, de Carolinas Altas.

En cuanto a cifras, la hoguera más cara plantada es la de Carolinas Altas, con un coste de 12.500.000 ptas, y las más baratas las que competían en la última categoría, cuyo precio oscilaba entre las 750.000 ptas.

La polémica durante los días de hogueras se produjo en la comisión de Carolinas Bajas. El artista Francisco Vázquez introdujo en su monumento de primera categoría (toda una alegoría a la libertad, según él) unas jaulas con palomas en el interior. Alertados los cuerpos de seguridad por el temor a que pudieran ser quemadas junto la hoguera, el artista declaró que serían liberadas antes de la cremà.

El viento durante los días centrales hizo que se desplomaran algunos monumentos, como ocurrió en Ciudad de Asís, cuya parte derecha cedió y quedó totalmente destrozada.

También fuero cuatro las hogueras que este año concursarían en la categoría especial, con la particularidad de que encontramos empate en cuanto a artistas; dos alicantinos y dos valencianos.

Port d´Alacant confía de nuevo en los hermanos Gómez Fonseca, dado el éxito del anterior ejercicio. “El sueño del viajero”, su lema, sería también el sueño de la comisión, pues por vez primera la hoguera flotante se alzaría con el primer premio de la categoría especial.

En segundo lugar quedó Carolinas Altas. En conmemoración de su setenta aniversario, plantó su monumento más caro hasta entonces, de nuevo de la mano de Paco Juan, pero la racha de galardones se acabaría aquí. “El arca del 2000” sería galardonada como la segunda mejor, no exenta de polémica por parte de su presidente.

Mercado Central contrata a Miguel Santaeulalia, famoso artesano valenciano, muy galardonado en la sección especial de fallas en la capital del Turia. Con “Luces y sombras”, un monumento muy crítico y satírico, logra un tercer premio.

Por su parte, en tres años de vidala comisión de Parque de las Avenidas se lanza a la categoría de oro, de la mano del valenciano Miguel Delegido. Con el presupuesto más bajo de la sección y un monumento algo escaso en medios, pero perfecto en ejecución y acabado, queda en cuarta y última posición.

Los primeros premios del resto de categorías fueron a parar a Florida Portazgo en primera, de nuevo con el artista Pascual Domínguez, en segunda Altozano Sur con Pedro Abad, en tercera se estrena Jorge Navarro en la comisión de Puente-Villavieja, en cuarta Plaza de Ruperto Chapí con su ya mítico Paco Roca, Rambla en quinta con Enrique Burriel y en sexta Santa Antón Bajo consigue el oro de la mano de Dauder.

Como novedad en la hoguera oficial, cuyo concurso ganó de nuevo Pedro Espadero, las bases obligaban a construir el monumento con cartón en un porcentaje muy superior, en detrimento de otros materiales plásticos que contaminan más y deslucen el momento cumbre. El resultado fue una cremà muy limpia, aunque el acabado de la misma no quedó muy satisfactorio para el público general. Reseñar que cuando ardió en la noche de San Juan produjo un pequeño incendio en el cercano hotel Palas, situado justo detrás de la plaza.

Con la cremà de los diferentes monumentos y portaladas de barracas en la ciudad, surgió otra vez el debate de los materiales empleados, ya que la mayoría de hogueras que ardieron durante la noche ofrecieron una imagen muy fea, debido al espeso humo negro. En San Blas Alto se quejaron de que su monumento no pudo arder hasta las cinco de la mañana.

Te puede interesar...

El Gremio de Artistas conmemora el Día de la Plantà

El Maestro Mayor del Gremio, Joaquín Rubio, ha leído en la plaza del Ayuntamiento un manifiesto de apoyo a los agremiados, a foguerers y barraquers, y a quienes han padecido las consecuencias del COVID-19.

Infogueres.es utiliza cookies. Puedes ver aquí nuestra política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: